Sufrimiento y consuelo.

Anoche alguien que no conozco me hizo sentir… útil. Esta persona en la otra punta del mundo, en medio de un mal momento, se encontró con Sufriendo en Silencio y cayó en la cuenta de que no estaba sola, de que son muchos los sufridores. Si una iniciativa humilde e individual como ésta puede hacer que alguien, durante cinco minutos, se sienta acompañado, creo que merece la pena seguir aquí.

Agradezco a esa persona que me recordara la cara más amable del 2.0.

Prometo reavivar este blog en cuanto termine de cogerle el pulso a mi nueva vida.

Un abrazo,

Jaime.

2 comentarios to “Sufrimiento y consuelo.”

  1. Querido Jaime, no sólo me has servido de consuelo desde el otro lado del mundo. Sino que me has inspirado a tener mi propio blog, un lugar donde a lo mejor tampoco sufro en silencio. A lo mejor mis textos sirven para otras personas como me pasó a mi.
    Muchas gracias!
    Un saludo gigante, desde el otro lado del mundo.

  2. sufriendoensilencio Says:

    ¡Una estupenda idea! Espero que ese blog sea el primer paso en el camino que termina en otro trabajo, en otra etapa.

    ¡Mucha suerte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: